El sitio precolombino de Joya de Cerén, en El Salvador, es uno de los lugares arqueológicos mejor conservados que muestran el estilo de vida de las comunidades agricultoras mayas. Su importancia es tan grande, que estas ruinas fueron nombradas Patrimonio de la Humanidad en 1993.

Al igual que en Herculano y Pompeya, las estructuras de Joya de Cerén fueron preservadas el ser sepultadas por las cenizas de un volcán. En el año 600 a. C. el volcán Laguna Caldera hizo erupción y enterró la ciudad. En el caso de Joya de Cerén, las personas sí pudieron escapar a tiempo, dejando comida y objetos detrás.

La visita al parque arqueológico está dividido en dos partes: el museo del sitio, donde hay piezas encontradas en el lugar, y las ruinas excavadas.

Las ruinas

Entre las estructuras encontradas está un temazcal, una estructura muy común en las culturas mesoamericanas. Aquí las personas se daban baños de vapor con fines medicinales y se realizaban ceremonias de desintoxicación.

El temazcal, arriba a la derecha

En esta parte del parque se pueden apreciar las capas de ceniza que cubrían las casas, que ahora son las paredes que rodean las excavaciones.

Joya de Cerén es uno de los sitios arqueológicos más importantes de Mesoamérica porque enseña la vida de las personas comunes, de los agricultores, en lugar de centrarse en la clase alta como la mayoría de las investigaciones arqueológicas. Gracias a Joya de Cerén se ha podido aprender de la vida cotidiana, de las actividades, de la gastronomía, de la elaboración de artesanía y del tipo de cultivos.

En el sitio arqueológico de Joya de Cerén también se encontró la casa de la chamana. Se sabe que ésta era su casa por la arquitectura del edificio, que tiene características distintivas, como el tamaño de la puerta, las celosías y el número de habitaciones. Si quieres saber más de esta casa haz click aquí, te llevará a un reportaje del Ministerio de Cultura de El Salvador.

El museo

En la parte de museo se pueden ver los artefactos que encontraron en las ruinas. Hay muchos objetos de cerámica, un metate para moler el maíz y hasta frijoles.

El sitio arqueológico se encuentra en un lugar con mucha vegetación, que dejan fotos como estas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.