千羽鶴

La entrada de hoy trata sobre la historia de las mil grullas de papel. En Japón se llaman senbazuru (千羽鶴), que significa literalmente “mil grullas”. Según la leyenda, si completas las mil grullas de papel se te concederá cualquier deseo. Es una tradición japonesa que, aunque tiene muchos años, no se hizo popular hasta la Segunda Guerra Mundial.

La grulla en la cultura japonesa

Las grullas tienen un lugar especial en la cultura japonesa, pues son un símbolo de longevidad y felicidad. Hay un proverbio que dice que las grullas viven mil años y las tortugas diez mil años, por lo que estos animales representan una larga vida llena de suerte y prosperidad.

Mil grullas en Kioto

Podemos encontrar grullas bordadas en los kimonos de las novias, en el logo de Japan Airlines, en tarjetas de Año Nuevo y también es una de las figuras más comunes del origami. No puedes encontrar a un japonés que no sepa hacer una grulla de origami.

Sadako Sasaki y las mil grullas

El senbazuru no era una costumbre tan popular en Japón como es hoy en día, pero todo cambió cuando EEUU lanzó la bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima en 1945. Aquí vivía Sadako Sasaki, una niña de dos años que sobrevivió a la bomba estando en su casa a 1,7 km del epicentro.

Monumento de la Paz Hiroshima

Sadako no mostró síntomas hasta los once años, cuando le diagnosticaron leucemia. La leucemia es una enfermedad muy común entre los niños de Hiroshima y Nagasaki que estuvieron expuestos a la radiación de la bomba atómica y a la lluvia negra que provocó.

Ya estando ingresada en el hospital, su compañera de habitación le contó la leyenda del senbazuru y Sadako decidió hacerlas para que se le concediera su deseo. Como Sadako no tenía mucho papel, hacía grullas con el que encontraba, como el papel de medicamentos y de regalos de otros pacientes.

Sadako murió a los doce años el hospital de la Cruz Roja de Hiroshima. Una versión de la historia dice que Sadako no terminó las mil grullas, haciendo solamente 644.

Otra versión dice que llegó a hacer 1400 grullas de papel. De cualquier forma, el senbazuru se ha convertido en un símbolo de la paz. Cada año personas de todo el mundo envían sus grullas al Parque de la Paz de Hiroshima.

Memorial a las víctimas de Hiroshima y el monumento a la paz

Cuando mil grullas son demasiadas grullas

La gente suele hacer mil grullas para distintas cosas. Para que se les concedan sus deseos, para regalar a personas hospitalizadas esperando que mejoren, para animar a su equipo de baseball o para mostrar su apoyo a zonas afectadas por desastres.

Aunque estas últimas personas tienen buenos deseos, en Japón se ha convertido en un gran problema y tema de debate. Tras desastres naturales como el terremoto de Japón del 2011 o el terremoto de Kumamoto en el 2016, la gente envió miles y miles de grullas a los lugares afectadas.

¿Para qué necesitan las víctimas de un desastre mil grullas? Pues… ¡para nada! Está bien demostrarles a las víctimas que piensas en ellos, pero en lugar de hacer el esfuerzo de doblar mil grullas podrías usar ese tiempo en averiguar qué necesitan y qué no.

Muchas veces es mejor donar dinero o enviar donaciones de productos a organizaciones que se encargarán de repartirlos, que mandar donaciones individuales directamente a los refugios o a las oficinas de gobierno.

Cada vez que ocurre algún desastre natural, Twitter en Japón se llena de mensajes recordando a la gente que no envíe senbazuru ni otros objetos inservibles, como ropa usada o mantas viejas. En Japón el reciclaje de basura es complicado, hay que separar TODO y cuando son objetos grandes hay que pagar, por lo que enviar productos inservibles es un golpe económico más para las víctimas.

Cómo hacer un senbazuru

Hacer tu propio senbazuru no tiene mucho misterio, pero sí necesitas tiempo y dedicación. Normalmente las grullas se hacen con papel de origami, que es más fácil de doblar, pero con tal de que tengas papel cuadrado puedes hacerlas.

El kit

Yo compré un kit de 1000 grullas en una tienda que se llama Loft mientras estaba en Japón, pero también se pueden comprar los kit desde el extranjero. Puedes buscarlos en Amazon o directamente puedes comprar papel de origami, que es más fácil de encontrar.

kit de mil grullas

El kit trae un total de 1020 hojas de origami, 51 hojas de 20 colores diferentes, con una hoja de repuesto por cada color. Las hojas son de 7,5 x 7,5 cm.

La caja también tiene en su interior hilo blanco, cuentas y un folleto de instrucciones. El exterior de la caja se recorta para crear la tarjeta donde se escribe el deseo. Las instrucciones están en japonés pero con los dibujos y la ayuda de Google Translate es fácil seguirlas.

Grullas de origami

Basándome en las instrucciones originales he creado este esquema. En el paso 21 también se sopla por debajo para que el cuerpo de la grulla quede rellenito. Los pasos para hacer una grulla son estos:

También he creado un vídeo, porque creo que seguir las instrucciones del esquema es algo complicado si nunca has hecho origami. Siempre he pensado que ver y seguir un vídeo es más fácil al hacer origami.

Ensamblaje del senbazuru

Cuando terminas las mil grullas, el siguiente paso es unirlas con la ayuda de aguja e hilo en grupos de 40, 50 o 100, dependiendo del tamaño. Cada uno de mis hilos tiene 40 grullas, dos de cada color.

Lo más común es agrupar las grullas con las alas cerradas, pero también se pueden agrupar con las alas abiertas. Yo prefiero que las grullas lleven las alas cerradas porque así se ven más ordenadas y además el senbazuru ocupa menos espacio.

Para terminar, se atan todas las tiras juntas y se unen a una anilla para poder colgarlas. Después de tanto trabajo el senbazuru ya estaría listo para ser regalado, para decorar tu casa o para dejarlo como ofrenda en un templo o santuario.

¡Así es como queda el senbazuru! Después de trabajar en esto durante tanto tiempo me enorgullece verlo terminado. Hacer mil grullas de origami es una actividad que lleva tiempo y esfuerzo, pero ver el senbazuru terminado hace que merezca la pena. Lo mejor es que puedes hacer grullas en cualquier lugar y con la ayuda de otras personas para que no sea aburrido.

Espero que os animéis a hacer por lo menos una grulla, ya sabéis que el viaje de mil grullas comienza con el primer paso (Lao-Tse no me pegues) 😅

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.