Santuario Hie-jinja

日枝神社

Hie-jinja es un santuario sintoísta, no tan grande e imponente como otros, pero sin nada que envidiarles. Está situado en el barrio de Chiyoda, en lo alto de una pequeña colina, y se encuentra rodeado por los modernos edificios de oficinas de la zona de Akasaka.

Santuario Hie Jinja Tokio edificio principal

Antes de continuar quiero aclarar que el nombre del santuario es Hie (日枝) y que jinja (神社) es el kanji que se refiere a santuarios, específicamente a santuarios sintoístas cuya deidad es un dios de la naturaleza, un animal o cualquier figura importante de Japón sin un nexo con la familia real. Decir santuario Hie-jinja es una redundancia, pero es la forma más común de referirse al lugar.

Historia de Hie-jinja

El santuario Hie forma parte de un grupo de santuarios que se comenzaron a construir en Japón durante la era Heian (794-1185), derivados de un santuario de la prefectura de Shiga. La historia del santuario de Akasaka comenzó a principios del período Kamakura (1185–1333), cuando un hombre llamado Edo construyó un santuario Hie para la deidad protectora de su casa, en lo que hoy en día es terreno del palacio imperial. Varios siglos después Ota Dokan construyó el castillo de Edo en el mismo lugar, levantando un santuario Hie para la deidad protectora del castillo.

Barriles de sake santuario Hie

Durante la era Tokuwaga, Ieyasu fue fiel creyente de la deidad del santuario Hie, consiguiendo que los ciudadanos de Edo también se convirtieran en devotos. La popularidad de la deidad era tan grande que tras unos años de shogunato, Ieyasu Tokuwaga trasladó el santuario fuera de los terrenos de su castillo.

En su nueva ubicación, cerca del actual Teatro Nacional Kokuritsu Gekijo, el santuario fue accesible para todos los ciudadanos de Edo. En 1659 un gran incendio destruyó el santuario Hie y gran parte de Edo, pero dos años después el santuario fue reconstruido por el shogun Ietsuna Tokugawa en su ubicación actual.

Barriles sake Hie Jinja

Los edificios del santuario Hie

Los edificios estaban construidos siguiendo el estilo arquitectónico gongen-zukuri y tenían acabados laqueados en rojo. El estilo gongen-zukuri consiste en que la sala de culto o haiden y el santuario principal o honden están interconectados por un pasaje o edificio llamado heiden. La sala de culto, la sala principal, el edificio que los conectaba y la puerta principal eran tan impresionantes que se les otorgó el título de Tesoros Nacionales.

Entrada Hie Jinja Tokio

Tristemente, como muchos otros edificios de la ciudad, los edificios del santuario se quemaron durante los bombardeos de Tokio en 1945, durante la Segunda Guerra Mundial. Los edificios actuales se construyeron en 1958 gracias a las donaciones de los fieles.

Una visita a Hie-jinja

El santuario Hie tiene tres entradas, aunque yo recomiendo subir por las escaleras mecánicas de la entrada trasera para mayor comodidad, ¡están para aprovecharlas! Esta entrada tiene un aspecto más moderno que el resto, con un torii de piedra y unas amplias escaleras. Tras alcanzar la cima de la colina puedes pasear por el santuario, comprar un ema con la deidad y visitar los pequeños edificios que forman el conjunto del santuario.

Torii piedra Hie Jinja Tokio

La zona del santuario más fotogénica (y popular entre los visitantes) son las escaleras del lado oeste. No son unas escaleras normales, son unas escaleras rodeadas de torii rojos, que recuerdan a los del famoso santuario de Kioto, Fushimi Inari-taisha. La primera vez que fui a Tokio, en el 2012, no había nadie en esta zona del santuario pero ahora se ha convertido en un sitio popular para hacerse fotos.

Torii Hie Jinja Tokio

La deidad del santuario Hie

Lo que más me llamó la atención la primera vez que visité este santuario fue que la deidad a la que está dedicado es un mono. De acuerdo con la web del santuario, la deidad se llama Oyamakui-no-kami y es el dios del monte Hie en la prefectura de Shiga.

Mono dios santuario Hie Jinja Tokio

Al entrar al santuario por la puerta principal se pueden ver las figuras de madera de una pareja de monos vestidos con trajes tradicionales japoneses. Hay un mono sentado a cada lado, custodiando la entrada.

Para saber más sobre el dios del santuario tuve que buscar en japonés, porque en inglés no explican nada más. El nombre de la deidad significa el dios (kami) de (no) el señor de la montaña (Oyamakui) y normalmente se escribe 大山咋神, Oyamakui kami.

Ema Hie jinja 絵馬 日枝神社

La deidad de Hie-jinja es conocida por dar buena suerte en los partos, ayudar a encontrar pareja y hacer que los negocios sean prósperos. Se cree que los monos tienen partos fáciles y por eso muchas familias vienen aquí a pedir por un parto seguro. Aquí venden amuletos para ayudarte en todo tipo de problemas.

Los tesoros del santuario

Uno de estos edificios que rodean la zona principal tiene en exposición una parte de los tesoros del santuario Hie. Aquí os dejo un video de la sala.

En total tienen 31 espadas, una de ellas es tesoro nacional y 14 son consideradas propiedad cultural importante.

Aquí también hay varios documentos oficiales de donaciones, con el sello rojo de los shogunes del clan Tokugawa. La familia Tokugawa siguió la tradición y veneró al dios de Hie, convirtiéndose en benefactores y contribuyendo al mantenimiento del santuario. Hay documentos sellados por Ieyasu Tokugawa, Hidetada Tokugawa y Iemitsu Tokugawa.

En Japón el apellido se escribe delante del nombre. Yo aquí lo escribo en el orden español para evitar confusiones.

Ceremonia shinto Hie jinja
Ceremonia shinto para bendecir una hamaya (破魔矢) en Hie jinja

El santuario Hie tiene cuadros creados con la técnica nishiki-e, similar a los famosos ukiyo-e. Aquí hay nishiki-e de los artistas Chikanobu Toyohara y Itchō Hanabusa. En los emas que venden en el santuario hay dos que están en vertical y tienen los dibujos de unos monos vestidos sobre unas plataformas. Estos dibujos son de uno de los cuadros de Chikanobu Toyohara.

El nishiki-e es una técnica de estampado en la que cada color de un cuadro se talla en madera para crear una especie de sello. Cuando cada sello se pone en el papel se crea el cuadro. El nishiki-e se diferenciaba de los anteriores estampados que existían en su época porque tenía más de dos colores. Después, lo común fue crear estampados con varios colores, por lo que los términos ukiyo-e (técnica de estampado) y nishiki-e (de varios colores) ya se usan indistintamente.

La mejor época para visitar Hie-jinja

El santuario Hie siempre merece una visita, pero hay algunas fiestas especiales que aquí se celebran a lo grande.

Verano

En verano el santuario celebra el Sanno Matsuri alrededor del 15 de junio. El santuario Hie es famoso por su festival, que se remonta a la era Edo. Este festival es uno de los tres grandes festivales que se celebran en Japón, junto con el Gion Matsuri de Kioto y el Tenjin en Osaka.

Antiguamente, la procesión estaba encabezada por 3 palanquines que portaban a las deidades seguidos de 45 carrozas. Toda la procesión iba acompañada de cantantes y músicos en su recorrido por la ciudad. Tristemente, desde el año 1885 las grandes carrozas del festival no han podido salir a las calles debido a los pasos elevados.

Dentro de las festividades del Sanno Matsuri está el festival Jinko. El Sanno Matsuri se celebra cada año, pero el santuario Hie celebra el festival Jinko a lo grande cada dos años. El festival tiene una procesión de 300 metros de largo y su recorrido pasa por el palacio imperial, la estación de Tokio y el cruce de Ginza.

Otoño

Si visitas Hie-jinja en noviembre tendrás la suerte de ver a niños vestidos de kimono celebrando el Shichi-Go-San (七五三), una fiesta para dar las gracias por la salud de los niños de siete (), cinco () y tres años (). El santuario Hie es muy popular durante estas fechas, el día oficial es el 15 de noviembre, pero las familias se acercan al santuario cuando tienen tiempo para poder hacerse fotos y rezar con sus hijos.

Invierno

Durante principios de año el santuario Hie se llena de personas que vienen a rezar por primera vez en el año, una tradición que se llama hatsumode (初詣). Hie no es tan popular como el santuario Meiji-jingū, pero también se hace cola para rezar.

Aquí venden muchos emas de año nuevo con el animal que toca cada año. Es uno de los santuarios con más variedad de emas de año nuevo que he visto nunca, ponen unos 125 emas numerados en un tablero enorme para elegir el que prefieras.

Cómo llegar al santuario Hie-jinja

En metro:

La estación Akasaka de la línea Chiyoda (Tokyo Metro) está a 3 minutos

La estación Tameike-sannō de la línea Ginza (Tokyo Metro) y de la línea Namboku (Tokyo Metro) está a 3 minutos

La estación Akasaka-Mitsuke de la línea Ginza (Tokyo Metro) está a 6 minutos

La estación Kokkai-gijidōmae de la línea Chiyoda (Tokyo Metro) y de la línea Marunouchi (Tokyo Metro) está a 6 minutos

Un comentario en “Templos y santuarios de Tokio: Hie-jinja”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.