En Río hay muchos lugares con vistas espectaculares de la ciudad. Los miradores más conocidos son el de Cristo del Corcovado y el Pan de Azúcar pero hay un sitio menos conocido que no tiene nada que envidiarles, no está lleno de gente y además no hay que pagar entrada.

Comenzó siendo una cabaña construida por inmigrantes chinos y ahora es un mirador con unas vistas increíbles. La Vista Chinesa se encuentra a 380 metros sobre el nivel del mar en el Alto da Boa Vista y desde aquí se puede ver el Cristo del Corcovado, el Pan de Azúcar, Lagoa y hasta la playa de Ipanema.

La pagoda se construyó en 1903 para conmemorar a los agricultores de Macao que llegaron a Brasil a probar fortuna cultivando té. Los inmigrantes llegaron a pricipios del siglo XIX cuando Macao era colonia portuguesa pero no tuvieron mucha suerte, el cultivo de café ganó al té.

Me encantó el camino al mirador porque se pueden ver monos, ya que la carretera pasa por un espeso bosque conocido como Floresta de Tijuca 🐒

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.