¿Buscas los 5 mejores templos de Tokio? Aquí os enseñaré los mejores templos budistas y santuarios sintoístas de la ciudad, los imprescindibles. Algunos de ellos son los más conocidos de la ciudad y otros son más pequeños pero con el mismo encanto.

Tokio es una ciudad de contrastes, con pequeños templos escondidos entre rascacielos y barrios congelados en el tiempo cerca de bulliciosas zonas de oficinas. Es una ciudad con mucho que ver y descubrir, ¡en la que nunca te puedes aburrir! Así que carga tu Pasmo (o Suica) y ponte en camino.

Los 5 mejores templos de Tokio

5. Templo Zōjō-ji

三縁山増上寺

Templo Tokio Zojoji

Zōjō-ji es un templo budista situado en el barrio de Minato y muy visitado gracias a las vistas de la Tokyo Tower. El templo ocupa un lugar importante en la historia de Japón porque aquí se encuentran enterrados seis de los quince shogunes del clan Tokugawa.

En cualquier epoca del año merece la pena visitar este templo, en primavera los cerezos se llenan de flores y en Año Nuevo se celebra aquí una de las ceremonias más importantes en Japón.

Un lugar fotogénico dentro del templo es la zona de las estatuas de los jizōs, que es un cementerio aunque no lo parezca. Los jizōs son representaciones del bodhisattva Jizō Bosatsu, guardian de las almas de los niños no nacidos o que han muerto siendo pequeños (y también de los viajeros). Las estatuas suelen estar abrigadas con un gorro y un babero, en el caso de los niños, y rodeadas de juguetes.

La puerta principal del templo es el edificio de madera más antiguo de Tokio y es el único edificio del templo que no fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial.

Como dato curioso, si os gustan las películas de Marvel seguro que reconoceréis el templo por “Lobezno Inmortal” (Wolverine Inmortal en inglés), donde se celebra el funeral.

4. Santuario Meiji Jingū

明治神宮

Templo Tokio Meiji

Este santuario sintoísta se encuentra en medio de un gran bosque junto al parque Yoyogi (barrio de Shibuya) y es uno de los más importantes del país. Está dedicado al emperador Meiji y la emperatriz Shōken, quienes fueron los primeros emperadores de la era moderna.

El templo original fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial y lo que vemos ahora fue reconstruido con donaciones. La entrada al templo está precedida por un enorme torii de madera de cedro japonés decorado con uns crisantemos de cobre, el símbolo de la casa real japonesa y flor nacional.

De camino al templo se puede ver una pared muy alta de barriles de sake, estos barriles llamados kazaridaru son ofrendas que hacen al templo empresas destiladoras de sake. En los grandes templos sintoístas de Japón se pueden ver este tipo de donaciones, pero son simplemente objetos decorativos debido a lo peligroso que serían en caso de terremoto.

3. Santuario Hie

日枝神社

Templo Tokio Hie Jinja

Se trata de un santuario sintoísta no tan conocido como otros, pero sin nada que envidiarles. Está situado en el barrio de Nagatachō en una pequeña colina y rodeado de los modernos edificios de Akasaka. Lo que  me gusta de Tokio es la facilidad de mezclar lo nuevo con lo viejo respetando ambas cosas.

Lo que más me llamó la atención la primera vez que visité este templo fue la deidad a la que está dedicado, representada por un mono. Al entrar al templo por la puerta principal se pueden ver las figuras de madera de una pareja de monos vestidos con trajes tradicionales japoneses a ambos lados, custodiando la entrada.

El templo tiene tres entradas. Recomiendo subir por las escaleras mecánicas de la entrada trasera, ¡este es uno de los mejores templos de Tokio por algo! Pasear por el templo, comprar un ema, ver los barriles de sake y bajar por las escaleras del lado oeste. No son unas escaleras normales, son unas escaleras rodeadas de toriis rojos, que recuerdan a los del famoso templo de Kioto, Fushimi Inari-taisha. Es un lugar muy fotogénico, aunque mi cámara en esa época era una patata.

2. Templo Gotokuji

豪徳寺

Gotokuji Neko 5

Uno de mis templos favoritos es este templo budista que está más alejado del centro de Tokio y por lo tanto de los turistas, aunque eso cada día es más difícil en Japón.

En él se originó la leyenda del maneki-neko, el famoso gato de la suerte. Según la leyenda una gata que vivía en el templo salvó a un rico señor feudal de morir alcanzado por un rayo durante una tormenta al conseguir que se alejara de un árbol haciéndole señas. El señor feudal como agradecimiento donó campos de cultivo al templo que estaba pasando por un mal momento económico, salvándolo de la ruina.

En este templo se venden figuras con forma de gato de diferentes tamaños y emas, tablillas de madera donde se escriben deseos. Comprar aquí una figura del maneki-neko es bastante caro, ya que son ofrendas que se dejan en el templo, pero si os encantan los gatos tanto como a mí merece la pena.

1. Templo Sensō-ji

金龍山浅草寺

Mejores templos Tokio Sensoji

Uno de los mejores templos de Tokio y mi templo favorito es el de Sensō-ji, un templo budista situado en Asakusa. Es el templo más antiguo de Japón y uno de los más importantes.

Me encanta llegar a él, porque todo el recorrido es muy bonito. Primero se pasa por la puerta de Kaminarimon, que está junto a la estación. Desde ahí se va caminando por una calle llena de tiendas y puestos de comida llamada Nakamise. Por último se llega a la segunda puerta, que se llama Hozomon, antes de llegar al templo.

Algo que hago siempre es sacar el papel de la suerte o omikuji (おみくじ), además en este templo sí está en inglés. Pagas en la hucha y coges el recipiente de metal que tiene varillas de madera numeradas dentro. Lo agitas, sacas una varilla y buscas el cajón con el mismo número para sacar un papelito. Si la suerte es mala la tienes que atar para que se quede en el templo, pero si la suerte es buena te la puedes llevar.

Sensō-ji es uno de los pocos templos que no cierran todo en la noche. Aunque los edificios y las tiendas cierran, se puede pasear por los alrededores con todo iluminado. Un paseo nocturno por Asakusa es una gran idea.

0 comentarios en “Los 5 mejores templos de Tokio”

  1. Muy buena selección. Un pelín conservadora. Está claro que son todos los que están pero echo de menos otros que son pero no están. Por ejemplo, no creo que una visita a Tokio sea completa sin vivir la experiencia Yasukoni. Y ya puestos, por qué no incluir el templo (o asamblea o tabernáculo o como quiera que sea mejor traducirlo) Reiyukai. Bonito, bonito no es. Pero yo creo que cabe dentro de lo mejor. Y me consta que los conoces bien…

    1. Muchas gracias!! Estos son los templos más populares o mainstream, aunque claro que hay más. Alguien con fans chinos puede tener problemas si sube fotos en el templo Yasukuni (como Justin Beiber), es un templo controvertido. El Reiyukai es muy interesente, pero no me atreví a hacer fotos dentro de la zona de rezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.